Evolución de las apuestas online

El mundo de las apuestas online data solo de los noventa, pero su historia es muy rica. Lee cómo los casinos online se desarrollaron a lo largo del tiempo.

La popularidad de los casinos online puede llevarte a pensar que han existido desde siempre, pero lo cierto es que son algo muy reciente, que data de los años noventa. Su éxito se ha incrementado exponencialmente gracias al impresionante desarrollo tecnológico y a la enorme demanda de jugadores de todo el mundo.

Todo comenzó en 1994 en Antigua y Barbuda, cuando el gobierno decretó la Ley de Libre Comercio y Procesamiento, que permitía autorizaba las webs de apuestas online.
También en 1994 se creó la primera compañía de software de apuestas: Microgaming, que sigue siendo líder en su campo a día de hoy. Microgaming creó el primer casino online ese mismo año, llamado The Gaming Club. Intercasino siguió rápidamente su ejemplo, abriendo un sitio de apuestas en 1996.
Ahí fue cuando Canadá se dio cuenta del inmenso potencial de las apuestas online y creó la Comisión de Juego Kahnawake, que podía conceder licencias a casinos online de todo el mundo. La organización también tenía la función de regular en cierto modo está nueva industria.

La creación de nuevas páginas de apuestas fue lenta, principalmente debido a lo relativamente primitivo que era el internet de los noventa. Sin embargo, hubo compañías ansiosas por subirse al tren de las apuestas y comenzaron a surgir sitios nuevos o reinventados de apuestas. Intertops, una compañía de apuestas deportivas que había abierto originalmente en 1983 y que permitía a los clientes apostar a través de sus teléfonos, adaptó su compañía al ferviente fenómeno de internet. ¡Hoy, tienen una web con usuarios de más de 180 países de todo el mundo y en la que se hacen más de 4000 apuestas cada día!

El desarrollo de los sitios de póker fue más complicado al principio, dado que necesitaban más de un jugador. La primera web de póker multijugador, Planet Poker, abrió en 1998, pero nunca terminó de despegar. Otros pioneros fueron Paradise Poker, PokerStars y Party Poker. Party Poker se convirtió en la sala de póker más popular del mundo y su compañía dueña, Party Gaming, se unió al London Stock Exchange en 2005.

También en 2005, Estados Unidos se asustó de la popularidad de las apuestas online y empezó a prohibir a los ciudadanos estadounidenses que apostasen en webs de casinos extranjeras. Esta ley no tuvo mucho éxito, pero sí que consiguieron alertar a los propietarios de casinos extranjeros, que cerraron sus webs a los americanos durante un corto periodo de tiempo. El susto pasó pronto. Hasta hoy, ningún sitio de apuestas online ha sido condenado por permitir a los americanos apostar ilegalmente.

Hoy, cada vez más compañías de software de apuestas y sitios de internet se están uniendo a los mercados bursátiles alrededor del mundo. Las apuestas online están reconocidas como una potencia reputada en la industria comercial, y han retado a los propietarios de casinos tradicionales a que modernicen sus juegos para poder competir contra su competencia virtual.
Para tener cierta perspectiva de cuán poderosa es la industria de las apuestas online: en 1998, las ganancias totales de los casinos online fueron de 834,4 millones de dólares; en 2012 fueron de 419 mil millones. ¡Vaya! Como podéis ver, las apuestas online han recorrido un largo camino y seguramente vayan a seguir creciendo.

 

¡Sí! Quiero más información sobre bonos exclusivos, promociones y noticias.